/
/
LA ALFM APOYA EL BIENESTAR DE NUESTRAS FUERZAS CON LAS RACIONES DE CAMPAÑA

La Agencia ensambla 10 menús diferentes para desayuno, almuerzo y comida.

La alimentación de un soldado es fundamental para el cumplimiento de su misión. Consciente de esta realidad, la Agencia Logística de las Fuerzas Militares ensambla raciones de campaña de diferente tipo y óptima calidad, con el fin de proveer un mayor bienestar a nuestros solados dado que este alimento es de fácil transporte, almacenamiento y consumo.

La ración de campaña es un menú que se suministra a soldados e infantes  principalmente en zonas apartadas y de difícil acceso; sus diferentes componentes como carbohidratos, proteínas y grasas aportan adecuados niveles energéticos, nutricionales y calóricos, pues debido a las arduas jornadas que cumplen soldados e infantes, son comparables a las de un deportista de alto rendimiento. Estas raciones deben satisfacer unas condiciones fitosanitarias especiales y su vencimiento debe ser mínimo de un año y debe estar diseñada para cubrir las necesidades de alimentación por un período de 12 ó 24 horas.

Bajo la coordinación del Ingeniero Industrial, Carlos Elian Ligarreto Avendaño y un equipo en promedio de 38 personas se ensamblan en bodega 12.000 raciones diarias, en un turno de ocho horas, con 10 menús diferentes para desayuno, almuerzo y comida. En el caso de la Agencia Logística, la entidad adquiere los productos que conforman las raciones de campaña a través de la BMC (Bolsa Mercantil de Colombia), siguiendo la Norma  Técnica Militar 0065-A5, que estipula estándares y requisitos para su elaboración y distribución, lo que garantiza la calidad de los alimentos.

Desde que se constituyó la Agencia, hace 8 años, se distribuyen Raciones a las Fuerzas Militares (Ejército, Armada y Policía), aunque su trayectoria data del Fondo Rotatorio del Ejército, lo que le ha merecido ser una unidad de negocio estratégica con un importante reconocimiento. “Con respecto a la satisfacción del cliente estamos por encima de la meta establecida, y muestra de ello son las encuestas de satisfacción semestrales que se realizan a nivel nacional, en las Regionales”, afirmó el ingeniero Ligarreto.

Teniendo en cuenta que patrullar o combatir es el diario vivir de decenas de miles de soldados e infantes, la alimentación se convierte en prioridad para un militar, pues ésta hace la diferencia en el estado de ánimo y en la energía que le provee para cumplir su misión. Cabe resaltar entonces, que la labor desempeñada por la Agencia Logística de las Fuerzas Militares contribuye directamente con el fortalecimiento y bienestar de nuestras Fuerzas.

Comparta esta noticia a través de sus redes:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email