English Spanish
#UnidosSomosMás
Desarrollar competencias y generar ambientes de trabajo amables, estrategias del Plan de Capacitación Y Bienestar de la ALFM

Desarrollar competencias y generar ambientes de trabajo amables, estrategias del Plan de Capacitación Y Bienestar de la ALFM

La meta es cumplir el 100% de las actividades programadas

Mejorar las competencias de trabajo para optimizar el recurso humano y generar espacios diferentes a los laborales con el fin de lograr un clima organizacional más favorable, son algunos de los objetivos principales del Plan de Capacitación y Bienestar de la ALFM. Para ello durante el 2012 se pondrán en ejecución convenios con instituciones de reconocimiento nacional como la Escuela de Ingenieros Militares y la Universidad Militar Nueva Granada, con el objetivo de preparar al personal en diferentes áreas de conocimiento. Además se realizó un estudio sobre riesgos psicosociales para llevar a cabo talleres de inteligencia emocional, manejo de estrés laboral, resolución de conflictos, entre otros, que buscan generar un impacto positivo en los funcionarios.

Plan de Capacitación:

El plan de capacitación responde a la necesidad de mejorar las habilidades del personal, “lo cual obedece al requerimiento de los directivos y funcionarios quienes seleccionaron los talleres que se deberían implementar según el área de trabajo. De acuerdo al sondeo realizado se solicitan cotizaciones sobre diversas capacitaciones. Aquellas que se ajustan al presupuesto, se estudian y se ponen en ejecución”, afirmó María José García, responsable del plan de capacitación de la Entidad.

“Los talleres, seminarios y demás capacitaciones son temas de interés general pues es la manera de preparamos y mejorar continuamente” expresó una funcionaria de la Entidad. Según la psicóloga García, la gente solicita, participa y se interesa mucho en las capacitaciones que traten temas relacionados con el sistema operativo Office; sin embargo para que estos talleres logren el objetivo esperado deben ser apoyados por la alta dirección, pues las capacitaciones permiten mejorar el perfil, actualizar y perfeccionar los conocimientos y optimizar las competencias de los equipos de trabajo. En la vigencia 2012 se destinaron $140 millones, que se utilizarán para realizar 27 capacitaciones en la oficina principal y 13 en las regionales.

La invitación es a que el personal participe activamente en las capacitaciones que se lleven a cabo, ya que todos necesitan prepararse para lograr más competitividad. Además, es necesario que el apoyo venga de los Directivos quienes deben facilitar la asistencia del personal a los eventos de capacitación programados.

Plan de Bienestar:

Una de las formas de reconocer el esfuerzo de los funcionarios es desarrollar espacios diferentes a los laborales con el objetivo de generar ambientes más amables para incentivar a los funcionarios a trabajar con agrado. Esto con el propósito de “hacerles sentir que no sólo es importante cumplir con las tareas exclusivas del trabajo, sino también su bienestar” afirmó la psicóloga Jennifer Hernández, responsable del Plan de Bienestar en la ALFM.

Basados en los estudios de riesgos psicosociales que se evalúan a través de encuestas diligenciadas por el personal, se analizan todas las áreas de ajuste al individuo (deporte, recreación, familia, social, laboral) y se toman las medias respectivas que así lo requieran. Según Hernández, se implementan cursos para el manejo del estrés laboral, inteligencia emocional, conflictos y en general talleres sobre la familia orientados a generar un impacto positivo en el bienestar de los funcionarios.

Cabe resaltar que hay otras actividades como el reconocimiento por el tiempo de servicio, el empleado del trimestre, programas de extensión a la familia, entre otras, que apoyan el plan de bienestar. Estas actividades tienen como fin mejorar la calidad de vida laboral de la gente y así optimizar el desempeño de los empleados. En otras palabras “la mayor motivación podría traducirse en más esfuerzo y mejor desempeño”, según lo señala el Departamento de la Función Pública, en el documento titulado Bienestar Social Laboral (pág. 13).

En la presente vigencia se realizarán 42 actividades con un presupuesto de $230 millones para la sede principal y las regionales (cuya ejecución depende de factores como el tiempo, proyección con respecto al plan de bienestar y disposición de los coordinadores administrativos en cada regional). En la sede principal el plan de bienestar se diseña de acuerdo al número de empleados de planta y comisión y se hace extensivo al personal de la Cooperativa. “Nosotros tratamos de buscar actividades que no impliquen costo pero sin afectar la calidad de los talleres, pues lo que nos interesa es brindar las mejores alternativas a nuestro recurso humano”, aseguró Jennifer.

En la actualidad la ALFM ha celebrado convenios con cajas de compensación, fondos de pensiones y otras entidades que facilitan el desarrollo de las actividades programadas en el plan de bienestar. De acuerdo a lo expresado por Jennifer, la gente prefiere las actividades de integración y las tardes deportivas, cuyo éxito depende en gran parte del apoyo de los directivos.

El propósito es propiciar espacios de entretenimiento para motivar al personal a que participe activamente, previendo que aunque pueden surgir dificultades por la limitada disponibilidad de tiempo y de la gente, la meta es cumplir el 100% de las actividades programadas y así contribuir con el bienestar y el desempeño de los funcionarios.

 

Comparta esta noticia a través de sus redes:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Migración Información